Todo lo que debes saber sobre el consumo de marisco en restaurantes durante el verano - Restaurante Jaylu

Consumo de marisco en restaurantes durante el verano | España es uno de los países donde más pescado  y marisco se consumen cada año, sobre todo en los meses de verano. Por ello, restaurantes, marisquerías, bares, etc… amplían la oferta de estos productos durante estas fechas.

Además de los consumidores nacionales, el clima y la gastronomía de nuestro país atraen año tras año a una gran cantidad de turistas que llenan los restaurantes, donde la gamba, la cigala o el langostino se convierten en los productos estrellas en las mesas de los comensales.

¿Se recomienda el consumo de marisco en restaurantes en verano? La respuesta es sí

Existe la creencia popularmente extendida de que los meses de otoño, invierno e inicio de primavera (meses con una ‘r’ en su nombre), son los más adecuados para el consumo de marisco.

Estos meses serían: septiembre, octubre, noviembre, diciembre, enero, febrero, marzo y abril. O eso se dice… ¿Es un mito?

Esto era cierto en las primeras décadas del siglo XX, cuando se popularizó el consumo de marisco en España; en la actualidad, es solo un mito. Esta creencia surgió debido a que en esa época no existía una buena red de sistemas de refrigeración que garantizara la calidad del pescado y el marisco cuando se transportaba lejos de las zonas de costa. Hoy en día, con las cámaras de frío, neveras, y una rápida red de distribución, permiten mantener fresco el producto hasta llegar a todos los restaurantes del país, evitando las intoxicaciones alimentarias.

Cómo debemos tomar el marisco en verano

En los meses de calor, el marisco se convierte en el protagonista. Gambas, cigalas, bogavantes, ostras, almejas… El clima propicia la predilección por el consumo de estos productos frescos del mar y su demanda empieza a subir como la espuma. Desde Jaylu, tomamos una serie de medidas para asegurar que el producto sea de la máxima calidad.

Tenemos en cuenta varios factores:

Evitamos cortar la cadena de frío

El calor es un factor clave a la hora de mantener las propiedades y la calidad de un producto fresco intactas, por ello hay que tener mucho cuidado durante estos meses de calor, y más este año que las altas temperaturas están siendo extremas a la hora de mantener la cadena de frío.

Para asegurar la frescura del marisco, lo mejor es consumir productos que hayan sido capturados ese mismo día. Si no es posible, porque no nos encontremos en un lugar de costa o cercano, este debe haberse mantenido en frío todo el tiempo, desde su captura hasta su consumo para que no pierda propiedades.

Para saber en qué estado se encuentra el producto, la mejor manera de descubrirlo es observar las piezas: Su color natural y el olor característico son señales de que nuestros clientes podrán disfrutar de él.

Cuidamos los productos crudos

Algunos mariscos se comen crudos o con tan solo un chorrito de limón, como pueden ser las almejas o las ostras. Es importante prestar especial atención a estos productos: hay que mantenerlos a la temperatura de conservación idónea y seguir unas prácticas adecuadas al manipularlos.

Por último, para el consumo de marisco en restaurantes durante el verano en Sevilla, solo podemos recomendaros uno de los mejores restaurantes especializados en marisco de la ciudad: Jaylu. Os esperamos con los brazos abiertos y nuestra carta repleta de los mejores productos.