Expansión - Homenaje al corte del jamón ibérico en Sevilla - Restaurante Jaylu

Hay dos opciones para visitar Jaylu: su estupenda barra de la entrada, ideal para picar algo (por supuesto, jamón) con una caña bien tirada; o la sala con capacidad para cuarenta comensales si se prefiere realizar una comida o cena sentados.

En la barra, se exponen los cuidados jamones ibéricos y los pescados y mariscos con los que se componen los platos de la carta.

“A priori, puede parecer un restaurante típico de cocina andaluza. En parte, lo es, pero su atractivo gira en torno a un producto estrella de la cocina española: el jamón ibérico. Jaylu es un restaurante sevillano que tiene su punto fuerte en el corte ibérico que su equipo domina y con el que se recrea en diferentes presentaciones. Situado en el barrio de Triana y abierto hace más de cuarenta años, es un espacio de interiorismo clásico que llena sus mesas a diario. Entre semana, las comidas de negocios se mezclan con fieles comensales en busca de cocina andaluza.

Su propietario, Enrique Caballero, es un auténtico virtuoso del jamón ibérico de bellota, un buscador de piezas perfectas y, para muchos, uno de los más precisos y brillantes cortadores de España. Si un gourmet quiere adentrarse en el universo del jamón, Jaylu es un indiscutible destino, que cuenta con una sólida clientela foodie, además de ser rincón favorito en Sevilla de muchos cocineros. El equipo del local, con Caballero al frente, corta a cuchillo las piezas ante la clientela. En Jaylu, es posible probar cada parte y pieza del jamón, gracias a la destreza y maestría de su propietario.

El otro punto fuerte son las gambas, los langostinos y las cigalas procedentes de puertos andaluces y que se preparan cocidos, a la plancha e, incluso a la sal. De hecho, Jalyu también es una marisquería y una buena pista para acercarse a la despensa marina andaluza. Así, hay que probar alguna fritura como las de boquerones, calamares de la costa, colas de cigalas, chopitos y ortiguillas de mar.

Además, hay otros platos como el bonito en escabeche, los tartar, algunos arroces y, en invierno, los guisos. Los postres son caseros y, entre ellos, destacan las milhojas y el tocino de cielo. El ticket medio para comer en Jaylu puede oscilar entre 50 y 70 euros y depende de la elección del comensal y del precio de algunos productos como el marisco.”