Sí, puedes comer marisco en una dieta equilibrada - Restaurante Jaylu
Comer marisco en una dieta equilibrada. Siempre es buen momento para empezar a cuidarse. Desde aquí te animamos a hacerlo. Deja atrás la pereza y comienza una nueva vida. ¡Ya verás como después te alegras! Tanto tu cuerpo como tu mente te lo agradecerán. Para ello, las pautas básicas que no pueden faltar son revisar tu alimentación diaria y realizar entre tres o cuatro sesiones deportivas semanales. Consulta siempre con profesionales, ya que cada persona es diferente y tiene unas necesidades distintas.

Si en tu caso ya has tomado la decisión y estás decidido/a a sentirte mejor, tenemos una buena noticia para ti: puedes comer marisco en una dieta equilibrada. Así es, tal cual lo lees, llevar a cabo un plan de adelgazamiento o simplemente de mantenimiento no significa que tengas que renunciar a estos manjares del mar.

¿Por qué comer marisco en una dieta equilibrada?

Los mariscos son productos imprescindibles en cualquier dieta. Se trata de un alimento con poca carga calórica (no alcanzan ni las 100 Kcal por cada 100 gramos). Son bajos en hidratos y grasas. Además, supone una importante fuente de nutrientes, contando en su composición con un elevado número de vitaminas y minerales.

Con esta carta de presentación no es de extrañar que comer marisco en una dieta equilibrada no solo sea posible, sino que se convierte en una obligación. Opción saludable y deliciosa, ¿qué más se puede pedir?

Su bajo poder calórico y de hidratos de carbono hacen del marisco una opción estrella en cualquier plan alimentario para reducir peso de forma sana.

Asimismo, es muy importante poner de manifiesto la necesidad de consumir, al menos una vez al día, una ración de marisco o pescado.

¿Sabías que comer marisco puede ayudarte también a dormir mejor? Cenar marisco puede favorecer que te relajes y descanses más. El motivo no es otro que la taurina, un aminoácido presente en el marisco que favorece el bienestar de los neurotransmisores cerebrales.

Principales propiedades nutricionales del marisco

El marisco es un alimento muy saludable. No solo posee proteínas de alta calidad, sino que cuenta en su composición con los aminoácidos esenciales para el ser humano. Entre sus principales beneficios nutricionales destacan las siguientes:

  • Vitaminas B, como el ácido fólico que previene anemias y es muy recomendable para embarazadas.
  • Vitaminas E, con un alto poder antioxidante.
  • Vitaminas A, ideales para cuidar tanto la piel como la vista.

Por otro lado, en cuanto a su alto contenido en minerales:

  • Hierro. Se trata de uno de los minerales fundamentales para el correcto funcionamiento de nuestro organismo. Se encarga del transporte oxígeno y mejora la circulación sanguínea. Un elemento clave para el sistema inmune.
    • Puede encontrarse en las almejas o los berberechos.
  • Potasio. Es un gran diurético.
    • Puede encontrarse en la vieira o la cigala.
  • Yodo. Previene el hipotiroidismo y regula la actividad hormonal.
    • Puede encontrarse en los langostinos o las gambas.
  • Calcio. Mineral esencial para los huesos.
    • Puede encontrarse en las ostras o el pulpo.
  • Sodio. Mejora el proceso digestivo, previene la retención de líquidos y aporta energía.
    • Puede encontrarse en la gamba roja, el langostino, el centollo o los percebes.
  • Magnesio. Un aliado de las personas con diabetes o problemas en el sistema circulatorio.
    • Puede encontrarse en el bogavante o la langosta.

Si después de leer todas las bondades de los mariscos te ha entrado ganas de disfrutar de una agradable velada donde no falte esta delicatessen, te esperamos en Restaurante Jaylu. Llama al 954 339 476 o haz tu reserva online.

Recuerda, comer marisco en una dieta equilibrada es una gran decisión.

 

Fuente: Hola y Directo al paladar