Descubre los mejores vinos para maridar con mariscos - Restaurante Jaylu

Comer marisco es uno de los placeres de la vida. Una experiencia que podemos hacer aún más agradable si acompañamos este producto de un buen vino. Pero no todo el mundo conoce cuales son los mejores vinos para maridar con mariscos. Sigue leyendo y lo descubrirás.

¿Qué es maridar?

Empecemos por el principio. Maridar quiere decir combinar los alimentos con un vino determinado. Se logra así dar lugar a sabores y texturas únicas que crean un momento gastronómico único.

Con el fin de disipar cualquier duda a la hora de elegir vinos para maridar con mariscos te comentaremos a continuación qué alimentos casan mejor con cada tipología de caldo.

¿Cuáles son los vinos ideales para maridar con mariscos?

Si bien es muy común pensar que los vinos para maridar con mariscos tienen que ser blancos y que los tintos están reservados para las carnes, la clave para acertar está en el gusto de cada persona y en que el morapio elegido no le reste protagonismo al conjunto culinario.

De este modo, el vino se transformará en un delicado acompañante para el marisco pero sin ocultar su sabor.

Entre las muchas variedades, existen tres categorías de vinos para maridar con mariscos que consideramos las más apropiadas. Analizaremos cómo sus cualidades organolépticas casan a la perfección con los manjares del mar.

Vinos blancos suaves o secos

Sin lugar a dudas, los blancos son vinos que siempre funcionan con el marisco.

Por su parte, hay que destacar que blancos como puede ser un Albariño, son especialmente adecuados para centollos, mejillones, cigalas o nécoras. Debido a su aroma floral y afrutado, este tipo de caldo posee un nivel de acidez muy equilibrado, que hace que se pueda combinar perfectamente con estos productos.

Por otro lado, algunos blancos más secos y con cierta acidez, como pueden ser los Verdejos, son perfectos para acompañar mejillones, berberechos o almejas. Estos vinos presentan un sabor fresco y aromático, así como un toque amargo que recuerda a cítricos.

Vinos espumosos

Los vinos espumosos se han utilizado muchísimo como acompañante para aperitivos o postres. No obstante, se puede afirmar que opciones como el Cava encajan especialmente bien con las ostras, pero también con mariscos como los bogavantes o las gambas. Esto se debe a que su aroma consigue potenciar el sabor de estas especies.

De esta manera, la mezcla de las burbujas de los vinos espumosos con la textura suave de estos productos del mar hace que se produzca una combinación de sabores muy agradable para el paladar.

Vinos rosados o tintos jóvenes

Entre los vinos para maridar con mariscos una opción muy acertada son los caldos rosados o tintos jóvenes . Estos últimos casan con gambas, langostinos o pescados semigrasos.

Mientras que los rosados también son una buena alternativa a la hora de acompañar un guiso, un arroz caldoso o una paella con marisco. Son capaces de producir un contraste de sabores apropiado entre la potencia del plato y la acidez de la bebida.

Para terminar, te aconsejamos ir probando estas combinaciones de maridaje para que descubras cuál es la que más va contigo. Y, por supuesto, nos encantará que nos cuentes qué tal te ha ido la degustación.